Un futuro mejor

Hay una magia emocional muy especial, que sucede cuando diseñamos el futuro y establecemos metas, con propósitos específicos en mente.

En la medida en que a través de nuestros ojos internos, podamos ver nuestro futuro claramente, experimentaremos un nivel de emoción, anticipándonos al día en que esos sueños se conviertan en realidad.

Cuánta más clara sea nuestra visión del futuro, más podremos “pedir prestado” de su inspiración. Está inspiración prestada se reflejará en nuestras conversaciones, nuestro nivel de energía, nuestras relaciones y nuestra actitud.

Cuánto más entusiasmados estemos con nuestros sueños del futuro, más fácil será el desarrollo de las disciplinas necesarias y del refinamiento de nuestra filosofía.

Un futuro mejor

En otras palabras, nuestros sueños nos inspirarán para pensar, actuar, sentirnos y convertirnos, exactamente, en la clase de persona que debemos ser para realizar nuestros sueños.

Si somos suficientemente inteligentes para convertir en ganancias nuestras experiencias del pasado, y suficientemente para “pedir prestado” del entusiasmo e inspiración del futuro; cuando claramente visualicemos ese futuro en nuestros “ojos internos”, entonces, las experiencias pasadas y el entusiasmo por el futuro, serán maestros servidores en el presente.

El producto final que imaginemos nos guiará en nuestros esfuerzos presentes, haciendo que la obtención de un futuro mejor, sea una conclusión inevitable.

Seremos arrastrados hacia el futuro y guiados por el pasado, porque hemos elegido tomar acciones inteligentes en el presente.

La habilidad única que tenemos de aprender de nuestras experiencias pasadas y prestar inspieración del futuro, es una fuerza increíble. Y la buena noticia es: ¡cualquiera puede hacerlo!

Todos tenemos la capacidad de diseñar el futuro por adelantado, de tal manera, cuando el nuevo día llegue, es más de lo que debería ser, simplemente porque usamos parte de nuestro pasado y parte de nuestro futuro para crearlo.

El poder del futuro es una hermosa fuerza.

Lo que será, tiene el poder de conducirnos a hacer todo lo que podemos hacer.

Fuente: Las cinco piezas más importantes del rompecabezas de la vida, de Jim Rohn.


El amor todo lo vence.

Nieves Tornero

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar